Hugo Sánchez y su segunda familia

Ante todo, perdonad la calidad de las fotos. No son muy buenas, pero el móvil de la persona que me acompañaba en Ikea ayer no daba más de sí. No se le pueden pedir peras al olmo, o tal vez sí. Los atributos de la rubia que acompañaba a Hugo Sánchez, una mujer con la que ningún famoso podría pasar desapercibido, y para más señas su esposa, Isabel Martín, provocaron una riña entre un matrimonio que esperaba impaciente en la caja para pagar. “Está operada, operadísima”, dijo ella. El marido, prudente, callaba, y la mujer se vino arribita: “Se las han dejado fatal, igualitas que a Yola Berrocal”. Y  va el imprudente y contesta….  y esa frase le costó y le costará cara: “Si, hija, sí, me da un asco que no veas”

Bueno, pues aparte de la anécdota de las trifulcas matrimoniales que despierta la segunda esposa de Hugo Sánchez, os contaré que aparentemente podría haber domesticado a su marido como no lo consiguió la primera, que tenía que irse del chalet familiar con sus hijos cuando uno los niños contrajo la varicela. Hubieron de mudarse a un piso diminuto para que papá estuviera tranquilo y relajado mientras jugaba para el Real Madrid. Como podréis comprobar si pincháis este link, su hijo Hugo Sánchez Junior no lo ha perdonado. Recuerdo también que Papá Hugo le montó a su hijo un cisco de cuidado cuando  en la consulta del pediatra otro padre le preguntó si era Hugo Sánchez, lo que éste negó y el pequeño desmintió haciendo la Huguiña con orgullo filial. El pequeño se quedó más corrido que una mona ante la desproporcionada reacción de su papá . Por aquel entonces, cuando no tenía una esposa tan llamativa, a Hugo Sánchez le gustaba pasar desapercibido. Conozco a una persona que estuvo presente en la sala de espera del médico y se quedó tan flipado con la reacción del futbolista  como el marido al que “le daban asco” las curvas de Isabel Martín.

Hugo, con su segunda esposa, es tan solícito que incluso le pasa el bolso de Gucci a la señora de la caja para que se lo alargue a su mujer que se lo va dejando por todas partes. La cajera con el bolso en la mano parecía no saber si le estaba pidiendo que sacara el dinero o que se quedase el bolso como propina por sus servicios. Son padres de dos niñas, Isabella y Hanna, a quienes tengo que tapar el rostro, pero os diré que son monísimas. LLevan camino de convertirse en dos bellezones como su mamá, aunque han heredado el tono de piel del pentapichichi, también conocido como el macho, quien a sus 52 años tiene un culito casi tan aparente como el de su mujer. Es el de negro que está frente a  la caja. Llevaba una mariconera también negra bastante fea.

  • PINCHAD EN LAS FOTOS PARA HACERLAS MÁS GRANDES

4 Comentarios

  • 1. Boliche  |  abril 19th, 2011 at 11:49

    Yo tuve un perrito mejicano y mi padre le puso por nombre Hugo como este gran jugador.

  • 2. Mercedes  |  abril 19th, 2011 at 13:02

    Pues también Hugo Sánchez se ha operado. No sé si es botox o qué pero hace tiempo que le vi en la tele y tiene la cara muy rara.

  • 3. Cuate  |  abril 19th, 2011 at 13:15

    http://foro.mediotiempo.com/showthread.php?44219-La-vieja-de-Hugo-Sanchez/page2

    Aquí hay un montón de fotos de la mujer de Hugo. Es lindísima.

  • 4. malcantonesina  |  abril 19th, 2011 at 23:20

    Decimos en mi tierra que escoba nueva barre bien , pero todas las escobas se hacen viejas con el tiempo . El que tiene mucho dinero cambia escoba facilmente .